El LIBRETO

El Crepúsculo del Ladrillo

OPERA BUFFA DE TIEMPOS DE CRISIS EN UN ACTO

Libreto

Texto: José Manuel Naredo

—o0o—

Índice

-Cuadro 1º. Bucólico-festivo

-Cuadro 2º. Desolación y crisis

-Cuadro 3º. Movimientos erráticos e incontrolados

Nota: La parte cantada del libreto figura en rojo y la recitada en negro.

CUADRO 1º

Bucólico-festivo

(Música y ballet reflejando fiestas y bacanales campestres)

Coro (popular):

Que bello es el placer

y la tranquilidad

agradables son las flores

el amor y la bondad

sazonados de fiesta

dulce es la felicidad (bis)

Portavoz (con soniquete de pregonero):

Piiiii ! (se oye una trompetilla malsonante y va cesando la música y el jolgorio)

Se hace sebeeer

que el Gobierno ha decididooo

que ya es hora de salir del atraso y la pobreza

para ello se privatizarán las minas de diamante recién descubieeertas

potenciando la extracción y el trabajo emprendedor en locomoción,

ladrillos, casinos, aeropuertos, puertos,…y prostitución.

Hada de los sueños o voz popular:

¿Qué? ¿He oído bien?

Voces populares (femeninas):

Qué dirá, qué dirá, qué dirá,

la Conferencia Episcopal(Bis).

Voz de líder popular iluminado:

Dejen paso a sus eminencias

Voces cardenalicias (masculinas):

La curia cardenalicia opina que es mala la codicia

Que hay que jugar con decoro, para que no os pille el toro,

Que no hay que pasarse haciendo el pillo con el ladrillo

Que lo mejor es invertir en indulgencias y en oro con decencia

Hada de los sueños:

No hagáis caso de fútiles promesas

no abandonéis vuestros campos

para rebuscar en cuevas

la felicidad no se compra con piedras

ni tampoco con euros, rupias o pesetas

ni con consumos banales u ostentación de riquezas

Portavoz erigido en líder popular iluminado:

Compañeros,

ya es hora de salir del atraso y la pobreza,

fuera melancolías y busquemos la riqueza

trabajemos y endeudémonos primero, para disfrutar después,

haciéndonos, por último, con el podeeeeer

Coro (popular de futuros emprendedores borrachos desfilando con redobles de tambor) (música alegre pero no demasiado):

Viva la modernización y

el progreso de la nación,

la privatización de la concesión,

el pelotazo de la reclasificación,

el desmadre de la construcción

y viva la banca que nos financió.

Más cemento, más cemento, más acción,

más trabajo y más especulación

y viva la banca que nos financió(bis)

(el Coro de los emprendedores se pierde en el horizonte con la música y los cánticos)

Hada de los sueños:

Volved, volved

no tenemos escasez

qué locura es esta

no va a acabar bien

la sinrazón es funesta

nos traerá frustración

para hundirnos después

en profunda depresión

Cómo es posible que mensaje tan huero

consiga arrastrar a todo un pueblo

El portavoz es un mago

que tan oscuros afanes ha desatado

El virus de la especulación es letal

ha atacado a todo el cuerpo social

Ya no hay remedio

la suerte está echada

vivamos las consecuencias

de tanto desafuero

y tan mala pasada

CUADRO 2º

Desolación y crisis

Coro (popular y lúgubre) (se oye el golpear de los martillos):

La tierra se marchita

las minas se agotan

la producción muere

en plena bancarrota

Ejércitos de parados

mendigan en calles vados

en busca de un sustento

en otro tiempo sobrado

Ah…

cuan lejos aquel pasado

de ingenua abundancia

de música, fragancia, placer

sólo hay contaminación

escombros y destrucción

(se retoma el coro “La tierra se marchita…” y el pueblo va quedando exhausto o desvanecido de tanto deterioro y sufrimiento)

Voces gubernamentales (en canon):

Grupo de ministros 1: Qué hacemos ahora

Grupo de ministros 2: Qué decimos al pueblo

” ” “ 1: Quién podrá manejarlo

” ” “ 2: Quién sabrá comprenderlo

” ” “ 1: Quién podrá enderezarlo

” ” “ 2: Quién sabrá reprenderlo

” ” “ 1: Cuando su entusiasmo ha muerto

” ” “ 2: El portavoz puede hablarle

” ” “ 1: Para decir el qué

” ” “ 2: Habrá que culpar a alguien

” ” “ 1: Aunque sea a Lucifer

” ” “ 2: Propuestas para el futuro

” ” “ 1: Algo habrá que hacer

“ “ 2: Sea un experto

quien decida el qué

(fin del canon de voces gubernamentales)

Un experto:

Hay que mejorar la formación

en informática, telemática,

cibernética, ofimática,

y ciencias de la comunicación

Coro (gubernamental)

(Todos los ministros):

Nuevas tecnologías

y buena economía

con flores a María

son nuestra salvación

Sector terciario avanzado

hábilmente cementado

y eventos bien sonados

son nuestra salvación

sí señor

Con flores a María

Son nuestra salvación.

Sector terciario avanzado

Hábilmente cementado

y eventos bien sonados

son nuestra salvación

Y olé

Un experto:

El Delegado General será

quien deba ordenar y estructurar

a este pueblo sin par

para que alguien pueda

hacer carrera

..de él

(el pueblo se va poco a poco despertando de su sopor y abatimiento)

Delegado General (asomándose a la tribuna o balcón sinuosamente):

Oh! Pueblo, bien os comprendo

solo os pido un nuevo esfuerzo

los hados nos han sido adversos

y habréis de sacrificaros más

los mercados os compensarán

colmándoos de felicidad

con brotes verdes de actividad

confiaaad, confiaaad

Yo aplacaré vuestros males

¿No creéis acaso en la belleza?

Voz popular (interrumpiendo):

¿Quién se acuerda de ella?

¡¡¡hace tanto tiempo!!!

Voces gubernamentales (exigiendo silencio al pueblo):

Chissss

Delegado general (sigue):

Qué bellas son las filas bien formadas

qué bellos son los pífanos que suenan

la belleza es orden y el orden belleza

dejad que os ordene

me lo agradeceréis

y vuestros sufrimientos

pronto veréis ceder

Coro (gubernamental):

Hay que ordenar los grupos

confusos, revueltos o difusos

Hay que evitar la deserción

el vagabundeo, la aglomeración

Si, si, si

Hay que condenar la inactividad

el descontrol, la nocturnidad

Hay que vigilar, premiar o sancionar

la conducta de cada cual

Delegado General:

Hágase el orden pues

y diga el experto

lo que hay que hacer

Experto:

Para optimizar….

he de saber primero

lo que la gente quiere demandar

Ecónomo:

El Gobierno ordenaaa

que durante medio minuto

evoquéis vuestras penas

Voz popular:

Los guardias me pegan cuando salgo a la calle a protestar.

Delegado General:

Esto lo arreglo yo prohibiéndoos esa pública invasión

Voz popular:

Llevo tres días sin comer…

Delegado General:

Yo os enseñaré a vivir ordenadamente

y a no dilatar las comidas excesivamente

Voz popular:

Los juanetes me hacen daño…

Delegado General:

Paciencia no hay mal que dure cien años…

Voz popular:

Mis hijos mueren de frío en la escuela sin calefacción

Delegado General:

Confianza esto lo arreglo yo rezando en la congregación.

¡¡¡Y ahora a trabajar!!!

CUADRO 3º

Movimientos erráticos e incontrolados

Delegado General (asomado al balcón o tribuna bailando torpemente):

Si al país

queréis volver feliz

eficacia y productividad

serán la única verdad

Trabajando como hormigas

recogeréis las mieses de la vida

Un ejército disciplinado

vale por dos desorganizados

(el Delegado General dirige el coro popular)

Coro (popular):

Eficacia es la madre de la abundancia

productividad es fuente de felicidad

eficiencia es norma de decencia

Eficacia-Eficiencia-Eficacia-Eficiencia…

Eficacia-Eficiencia-Eficacia-Eficiencia…

(con ritmo de máquina y movimientos rígidos y mecánicos)

Hada de los sueños (interrumpiendo):

¡Despertad!

!Despertad!

que eficacia no es felicidad

Pesadilla tan aburrida

no presagia buena vida

Eficacia para qué, para qué, para qué…

Ecónomo (respondiendo para sí):

No me acuerdo

no lo se…

Hada de los sueños:

Entonces dejaos de promesas

Ecónomo (ya rehecho):

Yo sólo busco que no falte

el pan a las mesas…

Hada de los sueños:

Y el ánimo de vivir

¿es que no pesa?

Ecónomo:

En efecto,

no es cuantificable, numerable, programable

es voluble, espúreo, imprevisible

dejémoslo pues

no interesa hablar de él

Hada de los sueños:

Y del amor, que me decís

Ecónomo:

El amor es un conglomerado de intereses

que registrado por el Estado

y oportunamente gestionado

puede traer parabienes…

Hada de los sueños (interrumpiendo):

Por favor, no me hagáis reír

que el amor es emoción, es vida, es pasión…

Coro (popular) (Bolero “Obsesión” con ritmo muy marcado):

Amor es el pan de la vida

amor es la copa divina

Amor es un algo sin nombre

que obsesiona a un hombre

y a una mujer…

Ecónomo:

¡Fuera! !Fuera¡

No hablemos de amor

puede distraer la atención

de la producción.

Seamos serios

hagamos del trabajo nuestro imperio

deleitad vuestros oídos

escuchando el tam tam de los martillos

(batería sorda: pumba, pumba, pumba, pumba)

Voz gubernamental (interrumpiendo con esta advertencia):

Maldición…

tanto golpear y ya no sale producción

Ecónomo (sigue):

Pues está clara la opción

pasemos del diamante al carbón

Voces populares (femeninas) (interrumpiendo):

Que horror, que feo, que calor

Ecónomo (sigue impertérrito):

Lo pulirán manos laboriosas

para hacer de él cosa tan suntuosa

que lo demandarán

desde Laponia hasta el Afganistán.

Y de todo el mundo vendrán

a jugar, a invertir y a follar…

Hada de los sueños (interrumpiendo):

Pero ¿qué dice?

Ecónomo:

Sí, sí,

a jugar, a invertir y a follar…

Voz popular (interrumpiendo):

ja, ja, ja

Ecónomo (sigue):

Hay que remontar la actividad

y para ello debéis cavar

Coro gubernamental (con tono muy bajo y machacón):

y los salarios recortar

los salarios recortar

Voz popular (interrumpiendo):

Anda ya

Ecónomo (sigue impertérrito):

Y si caváis con esmero

aunque sea tierra exportaremos

Coro gubernamental (con tono muy bajo y machacón):

y los salarios recortemos

y los salarios recortemos

Hada de los sueños:

No sigáis con la extracción

el ladrillo y la especulación

ello nos ha traído a tan triste situación

dejad de trabajar sin ton ni son

recuperad vuestros oficios

vuestra libertad de acción

vuestra música vuestra alegría

vuestro amor por la vida

(el sonar de los martillos va decayendo a la vez que surge la música de otros instrumentos y el ecónomo pide ayuda al gobierno para restablecer la disciplina)

Delegado General (apoyado por redobles de tambor):

Rrrealismo, rrrealismo

rehaced vuestras filas ahora mismo

Coro (gubernamental):

Obedeced, obedeced

será por vuestro bien

Paciencia, confianza

la riqueza habréis de ver

Coro (popular) (interrumpiendo con ritmo de jota):

Y un jamón…

la diversión…

anima de nuevo el corazón…

Coro (gubernamental) (sigue con redobles de tambor):

Obedeced,…

o el tirano ha de volver

Hada de los sueños (interrumpiendo):

Entendimiento, solidaridad

Coro (popular) (interrumpiendo con ritmo de jota ascendente):

Y un jamón…

y un jamón…

dejadnos en paz con la opresión

Hada de los sueños (interrumpiendo):

Cooperación, amistad,

Coro (gubernamental) (decayendo):

Rrrealismo, rrrealismo

u os arrepentiréis ahora mismo

Coro popular (interrumpiendo con ritmo de jota brutal):

Que no que no…

que no que no…

dejadnos ir a la perdición…

(se mezclan los redobles de tambor con el ritmo de jota con los coros y la trompetilla del portavoz hasta desembocar en un ruido ensordecedor)

Delegado general:

Esto es el sálvese quien pueda

Voces (populares):

El sálvese quien pueda

de vuestra tutela

Ecónomo:

Esto es el caos

Voces (populares):

El caos liberador,

creativo, divertido, esperanzador…

(se reconduce el ritmo de jota para terminar cantando estrofas de la poesía de Miguel Hernández

“Vientos del pueblo” entre corchetes los versos omitidos de la canción).

Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

[Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.]

No soy de un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.

[Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.
¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?]

Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
[labrados como la tierra
y airosos como las alas;]
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
[reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:]
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.
Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

[Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra:
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda.]

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.

CAE EL TELON

(pero de verdad).

Visita nuestras pestañas de ilustraciones

(ESP -o- CAT -o- EUSK -o- FR -o-EN -o- PG)

Anuncios

2 comentarios en “El LIBRETO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s